Alimentación durante el embarazo: ¿qué debo comer?

Portada » Comunidad FIV Recoletos » Blog » Obstetricia » Alimentación durante el embarazo: ¿qué debo comer?


alimentación embarazo, dieta para embarazadas

Una buena alimentación es crucial para satisfacer las necesidades adicionales de las embarazadas durante la gestación.

Durante los nueve meses de gestación, la embarazada escucha casi cada día que debe comer por dos y aunque esto no significa que deba comer el doble de lo que comía habitualmente antes del embarazo, no es una frase al azar; lo que come una embarazada es la principal fuente de nutrientes del feto, por lo que preocuparse por su dieta ayudará al correcto desarrollo del bebé.

En general, la alimentación durante el embarazo será equivalente a la de cualquier mujer sana pero prestando especial atención a los nutrientes que necesita en cada etapa del embarazo.

A medida que el embarazo evoluciona, las necesidades nutritivas de la madre aumentan ya que su gasto energético es mayor cuanto más avanzado está el desarrollo del bebé.

El gasto energético adicional de una mujer durante el embarazo oscila entre 75.000 y 80.000 Kcal, lo que supone un aumento de unas 150 Kcal diarias durante el primer trimestre y unas 350 Kcal diarias en el segundo y tercer trimestre (unas 2200 a 2500 kcal/día).

En verano, el consumo de nutrientes adquiere mayor importancia ya que las altas temperaturas y el calor suelen provocar un aumento del consumo energético por lo que cuidar la alimentación de una embaraza en verano es también esencial para el bienestar de la madre y el bebé.

Además de mantener una dieta equilibrada rica en hidratos de carbono, proteínas, lípidos, fruta, verdura y lácteos, se recomienda la incorporación de cantidades adicionales de algunas vitaminas y minerales que contribuyan al desarrollo del feto.

En FIV Recoletos, como expertos en obstetricia y embarazo, queremos ayudarte a seguir una alimentación  adecuada durante tu embarazo, por ello, hemos confeccionado una lista sobre el consumo de nutrientes específicos gestacionales.

¿Qué vitaminas y minerales deben consumir las embarazadas?

En general, las vitaminas y minerales desempeñan una labor importante en todas las funciones del cuerpo, por ello, durante el embarazo se debe cuidar su ingesta. Dos de los nutrientes más importantes para una embarazada son el ácido fólico y el hierro.

1. Ácido Fólico

El ácido fólico es una vitamina B importante para las mujeres embarazadas para la prevención de algunos defectos congénitos graves en el cerebro y la columna vertebral del bebé.

Este nutriente está presente en los cereales, el pan, la pasta, el zumo de naranja, etc. Sin embargo, las embarazadas suelen tomarse suplementos alimenticios con ácido fólico para poder alcanzar los niveles necesarios durante el embarazo ya que sólo con la alimentación es muy difícil: unos 400 nanogramos  al día

2. Hierro

El hierro es necesario para que los glóbulos rojos transporten el oxígeno a los órganos y tejidos, proceso que en el embarazo debe ser mayor ya que la madre necesita producir más sangre para suministrar oxígeno también al bebé.

Este mineral es abundante en la carne roja, la carne de ave y el pescado. Además de en verduras de hoja verde y legumbres como la espinaca y la lenteja.

Una gestante  necesita recibir el doble de hierro que las mujeres que no están embarazadas, aproximadamente unos 27 miligramos al día.

3. Calcio

El calcio es necesario para la formación de los huesos y los dientes del bebé.

La fuente más rica de calcio son los lácteos. Sin embargo, cada vez son más las personas intolerantes a la lactosa, por lo que  deben consumirlo  del brócoli, las sardinas, y los frutos secos como las almendras y las nueces

4. Vitamina D

La vitamina D es imprescindible para la correcta absorción  del calcio y del fosforo, por ello influye en el desarrollo de  los huesos y dientes del bebé, además de ser beneficioso para la piel y la visión.

Las principales fuentes de vitamina D son la leche, el salmón y los rayos de sol, por lo que el contacto con el sol de la embarazada puede favorecer también la recepción de esta vitamina.

5. Omega-3

Los ácidos grasos omega-3 son un tipo de grasa que puede ser clave en  el desarrollo cerebral, visual y ocular del bebé.

Este tipo de grasa se encuentra de forma natural en muchos tipos de pescado y marisco. Por ello, es aconsejable que  las mujeres embarazadas consuman al menos dos porciones de pescado o marisco a la semana.

Incluir en la dieta otras vitaminas como la Vitamina A, Vitamina E y Vitamina K, así como fósforo y Zinc también contribuye a una correcta alimentación del embazado.

Asimismo, aun cuando una embazada come correctamente y tiene en cuenta la ingesta de los nutrientes necesarios pueden existir peculiaridades concretas para cada gestación por lo que para un mejor cuidado de la dieta durante el embarazo lo más conveniente es consultar a tu médico y que este te asesore sobre las necesidades concretas de tu embarazo.

Deja un comentario

Name*

Email* (never published)

Website

NO