Cáncer de próstata: cómo detectarlo en las fases iniciales, cuando no presenta síntomas

Portada » Comunidad FIV Recoletos » Blog » Urología » Cáncer de próstata: cómo detectarlo en las fases iniciales, cuando no presenta síntomas


Cancer prostata

El cáncer de próstata es el cáncer más diagnosticado en hombres en España y el tercero en mortalidad tras el cáncer de pulmón y de colon. Es un cáncer muy vinculado a la edad y que no suele asociar síntomas hasta estadios avanzados, por lo que las revisiones periódicas tienen una gran importancia en su detección.

La próstata es una estructura del tamaño de una nuez que se encuentra en el aparato reproductor masculino y cuya principal función es producir el líquido seminal, líquido que protege y transporta los espermatozoides. Está situada en la base del pene justo debajo de la vejiga y delante del recto, rodeando la uretra el conducto que transporta la orina y el semen a través del pene.

Debido a su alta frecuencia del cáncer de próstata, desde el equipo de urología de la clínica FIV Recoletos, consideramos crucial ampliar la información disponible sobre esta patología.

 

Factores de riesgo del cáncer de próstata

El cáncer de próstata se relaciona con varios factores de riesgo muy diversos, aunque es determinante la edad avanzada. El 75% de los casos se presenta en hombres mayores de 65 años. Otros factores de riesgo asociados son la raza negra, la herencia genética, la dieta rica en grasas especialmente animales, el alcohol o la exposición a ciertas sustancias tóxicas como, por ejemplo, el cadmio.

Síntomas del cáncer de próstata

El cáncer de próstata incipiente normalmente no presenta síntomas, por ello, es muy importante realizarse los chequeos periódicos de la próstata para detectarlo precozmente. Se recomienda realizarse chequeos de próstata anuales a partir de los 45-50 años, o antes si existen antecedentes de cáncer de próstata en la familia de primer grado (padre o hermanos). Un chequeo completo consta de una ecografía abdominal, una exploración con tacto rectal y una analítica.

 Cuando la enfermedad se encuentra en una fase más avanzada algunos de los síntomas que pueden aparecer, aunque no son específicos del cáncer de próstata son:

–          Lentitud al iniciar la micción (proceso de eliminación de orina)

–          Goteo o escape de orina.

–          Chorro urinario lento.

–          Esfuerzo al orinar.

–          Incapacidad de vaciar toda la orina.

–          Sangre en la orina o el semen.

–          Ganas repentinas de orinar.

–          Dolor al orinar.

En algunos casos muy avanzados, el enfermo puede experimentar dolor o sensibilidad ósea, sobre todo, en la región lumbar y los huesos de la pelvis.

Pruebas que permiten diagnosticar el cáncer de próstata

La primera prueba que se realiza para el diagnóstico de cáncer de próstata es un análisis de sangre para determinar los niveles de Antígeno prostático específico (PSA) en sangre. El PSA es una sustancia proteica sintetizada por las células de la próstata cuya función es la disolución del semen. Es una sustancia que no es específica del cáncer de próstata y también se asocia a la Hiperplasia Prostática Benigna (HPB), una patología benigna muy frecuente asociada a la edad que consiste en un progresivo agrandamiento de la próstata.

Los siguientes procedimientos comunes para avanzar en el diagnóstico son el tacto rectal y la ecografía. Si la superficie rectal del paciente se presenta dura e irregular, las probabilidades de que se trate de un cáncer de próstata son mayores.

Con el fin de confirmar o descartar si se trata de cáncer de próstata, el siguiente paso es realizar una biopsia y analizar la muestra para comprobar la existencia de células cancerígenas.

Actualmente, para reducir las biopsias inncecesarias de próstata ante sospecha, existen nuevas técnicas genéticas que ayudan a analizar el riesgo de cáncer prostático de forma que sólo se biopsian los de riesgo elevado. Estas técnicas se pueden realizar en una muestra de saliva (PCAST) o de orina (PCA3).

En la biopsia se determina el grado de Gleason, una escala del 1 al 10 que determina el grado de rapidez con la que el cáncer se propagará. Cuanto mayor es al grado, mayor es la probabilidad de que el tumor se propague de forma agresiva y, por tanto, mayor la probabilidad de mortalidad.

Tras el análisis del grado Gleason, los tumores de alto grado se analizan más profundamente para comprobar si ha se han diseminado. Para ello, se realizan otras pruebas basadas en imágenes internas de la zona y sobre las que destaca la resonancia magnética.

 

Tratamiento contra el cáncer de próstata

El tratamiento del cáncer de próstata puede variar en base a la edad del paciente o el estadio del cáncer, es decir, si se encuentra localizado o ya ha comenzado a propagarse.

En los casos en los que el cáncer está localizado únicamente en la próstata los tratamientos más utilizados son la vigilancia activa, la cirugía y la braquiterapia prostática (un tipo de radioterapia que se aplica localmente en la próstata).

Las tendencias actuales en el tratamiento tienden a ser menos agresivos que hace unas décadas ya que por una parte, un 80% de los hombres con cáncer de próstata de baja agresividad y muy localizados sobreviven más de diez años sin que sea necesario aplicar tratamiento y por otra parte es una enfermedad que frecuentemente aparece en edades avanzadas o en pacientes con otras enfermedades por lo que en algunas ocasiones, la actitud más beneficiosa puede ser la de seguir controles estrictos y  no realizar de entrada ningún tratamiento activo.

Cuando el tumor se ha extendido, los tratamientos más frecuentes son la hormonoterapia y la quimioterapia.

El diagnóstico precoz es fundamental para el tratamiento de esta enfermedad. Nuestra Unidad de Próstata está especializada en el diagnóstico precoz de cáncer de próstata con la realización de revisiones completas basadas en ecografía abdominal, exploración con tacto rectal y analítica. Contacta con nosotros y chequea el estado de tu próstata.

Deja un comentario

Name*

Email* (never published)

Website

NO
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']