He decidido ser madre en solitario… ¿Y ahora qué?

Portada » Comunidad FIV Recoletos » Blog » Reproducción Asistida » He decidido ser madre en solitario… ¿Y ahora qué?


maternidad en solitario

En la sociedad actual existen muchas razones por las que una mujer decide ser madre en solitario. La ausencia de una pareja estable con la cual iniciar ese importante proyecto de vida puede estar derivada de múltiples factores y esta situación ya no tiene por qué condicionar el derecho de una mujer a tener hijos. 

A día de hoy existen avanzadas técnicas de Reproducción Asistida que ofrecen a las mujeres amplias posibilidades de llevar adelante su deseo de ser madre. Ante esta situación, la mujer puede recurrir a una clínica de Reproducción Asistida para someterse a un tratamiento de fertilidad y encontrar un donante de semen ideal.

Ante la aparente sencillez de este proceso, la mujer que decide emprender en solitario la maternidad se encuentra con otros problemas de tipo social que suelen asustarla y crear en ella cierto reparo. La imagen que su situación puede tener ante la sociedad y las dudas a la hora de comunicar la noticia a los miembros más cercanos de la familia, puede crear inseguridad en muchas mujeres.

Si bien es cierto que aún existen algunos sectores en la sociedad que miran con recelo la decisión de afrontar la maternidad en solitario, también es verdad que socialmente los distintos modelos de familia se van ampliando y pluralizando, y cada vez se va normalizando y legitimando más esta situación. Actualmente, las mujeres cuentan con más apoyos en su entorno para decidirse a ser madre en solitario sin una pareja que pueda tener derechos ni capacidad de decisión sobre sus hijos.

En una sociedad en la cual cada vez son más plurales y diversos los modelos de familia existentes, es importante no tener prejuicios que lleven a juicios de valor injustos. Tanto las parejas formadas por personas del mismo sexo, como el modelo de familia tradicional o las mujeres que, en solitario se deciden a tener descendencia, merecen respeto, comprensión e inclusión, todos ellos son modelos válidos de familia en los que se crían niños sanos y felices.

Deja un comentario

Name*

Email* (never published)

Website

NO