Epidural en el parto: ¿en qué consiste? ¿cuándo pedirla?

Portada » Comunidad FIV Recoletos » Blog » Obstetricia » Epidural en el parto: ¿en qué consiste? ¿cuándo pedirla?


epidural-parto

A medida que se acerca el parto, las embarazadas empiezan a tener muchas dudas, sobre todo relacionadas con el dolor durante el parto; y la epidural suele ser el centro de su incertidumbre. ¿Qué es? ¿En qué consiste? ¿Tiene algún riesgo? ¿Cuándo debo pedirla?

En el hospital, el anestesista, dará a la gestante toda la información que necesite sobre la epidural, pero con el objetivo de resolver las posibles dudas al respecto. A continuación, damos respuesta a las preguntas más frecuentes.

¿En qué consiste la epidural?

La epidural es una técnica analgésica, es decir sirve para evitar que la embarazada no sienta dolor produciendo un bloqueo sensitivo, pero no  interrumpe las funciones motoras. Esto significa que la gestante sigue sintiendo las contracciones, aunque no le duelan.

La zona en la que se administra la epidural es un espacio diminuto situado en la columna vertebral, que se encuentra fuera de una membrana muy fina que recubre la médula espinal. Esta membrana se llama duramadre.

¿Cómo se administra la epidural?

Para poder aplicarle la epidural, la embarazada debe colocarse sentada o acostada de lado, arqueando la espalda para que la aguja llegue más fácilmente. Una vez que la aguja se introduce, se administra la medicación por medio de un catéter. El proceso suele durar entre 10 y 20 minutos.

¿Supone algún riesgo? ¿Puede complicarse?

La complicación más frecuente durante la epidural es la denominada punción dural.  Esto ocurre cuando debido a un movimiento brusco, la aguja rasgue la duramadre y el líquido cefalorraquídeo que contiene salga por el pequeño orificio que ha creado la aguja.

La consecuencia es un fuerte dolor de cabeza que aparece al ponerse de pie y desaparece al tumbarse. No es una complicación que suponga un grave riesgo ni para la embarazada ni para el bebé y con tratamiento, el dolor de cabeza desaparece en aproximadamente una semana.

Otras complicaciones posibles pero muy raras son las infecciones y los hematomas epidurales.

¿Cuándo debe la embarazada pedir la epidural? ¿Con cuántos centímetros de dilatación?

Para poder administrar la epidural es aconsejable que la gestante tenga dinámica regular y 2 cm de dilatación aproximadamente.

Asimismo, es cierto que cuando la gestante ya se encuentra en un estado muy avanzado del parto y se prevé que dará a luz en menos de una hora, administrar la epidural ya no tiene mucho sentido ya que sumando los 20 minutos que dura el proceso más otros 20 que tarda el anestésico en hacer efecto, el bebé ya habrá nacido o estará a punto de nacer.

¿Cuándo no se recomienda poner la epidural?

En algunos casos concretos, la epidural está contraindicada. Estos son:

  • Mujeres con problemas de coagulación en la sangre o que estén tomando algún tipo de medicación que haga la sangre más líquida.
  • La zona en la que se va a administrar el pinchazo está infectada.
  • Mujeres alérgicas a los anestésicos locales.
  • Tatuajes en la zona de la punción.
  • Mujeres con deformidad severa en la columna como, por ejemplo, espina bífida, ya que hay un mayor riesgo de punción dural.

¿Existe alguna alternativa a la epidural?

Aunque la epidural es la técnica más adecuada para aliviar el dolor del parto, existen algunas alternativas para que las mujeres que tienen alguna de las contraindicaciones mencionadas puedan tener un parto sin dolor.

A pesar de que no es muy habitual su utilización en nuestro país, algunas de estas alternativas son la administración de medicación vía intravenosa en una dosis muy pequeña para evitar los efectos secundarios en el bebé o la administración de anestésicos por vía respiratoria, aunque el alivio es moderado y puede producir cierta bajada de oxígeno tanto en el niño como en la madre.

En estos casos será el doctor quién aconseje a la gestante la mejor opción, de ser posible la utilización de alguna de estas alternativas.

¿Cómo afecta al bebé?

La epidural es un método anestésico local que cada vez se administra a más embarazadas durante el parto y que no supone ningún riesgo grave, ni para la madre, ni para el bebé.

Si estás embarazada y tienes dudas sobre el dolor durante el parto y la epidural, lo mejor es que consultes a tu ginecólogo para que responda personalmente todas tus cuestiones.

Infórmate sobre nuestros tratamientos y servicios de:

Unidad de Obstetricia

Unidad de Obstetricia

En FIV Recoletos llevamos más de veinticinco años atendiendo a la salud de la mujer embarazada. Apostamos por una obstetricia humanizada, con un abordaje integral, tanto del control del embarazo com...

Deja un comentario

Name*

Email* (never published)

Website

NO
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']