La sexualidad durante la menopausia

Portada » Comunidad FIV Recoletos » Blog » La sexualidad durante la menopausia


sexualidad durante la menopausia

Con la llegada de la menopausia el cuerpo de la mujer cambia en varios aspectos, no sólo en el ámbito de la salud, sino también en el ámbito personal, social y sexual. En relación a este último, notarás como tu cuerpo vive y siente la sexualidad de manera diferente. Sin embargo, esto no tiene que significar algo negativo, sino que debemos hacer las cosas de otro modo, por lo que es un momento perfecto para redescubrir tu sexualidad junto a tu pareja.

En este sentido, para entender bien qué ocurre durante esta etapa de la vida de una mujer, es imprescindible conocer qué cambios se pueden producir en tu vagina y en tu respuesta sexual. Cada mujer lo experimenta de forma diferente, pero algunos de los rasgos comunes son:

  • Cambios vaginales: con la disminución de hormonas las paredes vaginales se adelgazan, se vuelven más secas y menos elásticas y se pueden irritar. El tejido y la grasa subcutánea de la vulva también disminuyen de tal manera que los labios vaginales mayores y menores se van reduciendo.
  • Disminución del deseo sexual: el deseo sexual (libido) y la respuesta sexual pueden disminuir en esta etapa.
  • Retardo en la excitación y disminución de la lubricación: se tarda más en conseguir los niveles adecuados de excitación cuando se produce una estimulación sexual, ya que se tarda más en reunir la cantidad de sangre que hace que los genitales se expandan y lubriquen.
  • Dispareunia (dolor durante y después de las relaciones sexuales): al segregar menos lubricación tu cuerpo tiene más roces con el miembro masculino pudiendo ocasionar incomodidad y dolor, tanto durante el sexo como después del mismo.

Una vez conocidos los síntomas, a continuación, en FIV Recoletos, te damos unas recomendaciones para tener una sexualidad plena durante la menopausia:

  • Mantente sexualmente activa. Permanecer sexualmente activa es muy importante para mantener la elasticidad de la vagina. La excitación genital, tanto en relaciones de pareja como masturbándose, reduce considerablemente la intensidad de los cambios porque aumenta la sangre de los tejidos de la región pélvica y fortalece sus músculos.
  •  Conócete en esta nueva etapa. La menopausia no es una enfermedad, pueden aparecer algunas limitaciones pero también hay más libertades y más tiempo. Utiliza la imaginación y la creatividad.
  • Tómate tu tiempo: no por ir más rápido las sensaciones serán más placenteras, sino más bien es al contrario. Disfruta del momento sin prisas, poco a poco tu cuerpo irá respondiendo y se irá preparando para el sexo.
  • Aumenta los juegos sexuales y las caricias : esto ayuda a que la zona genital se vascularice y lubrique de manera natural.
  • Utiliza lubricantes: ayúdate de lubricantes artificiales que te ayuden a evitar las molestias e incomodidades en caso de escasa  lubricación vaginal.
  • Ejercita los músculos de tu vagina y tu suelo pélvico: la menopausia puede ocasionar que se disminuya tu tono de suelo pélvico, por lo que es muy recomendable ejercitar su musculatura mediante ejercicios de Kegel o el uso de bolas chinas. Esto puede ayudar a corregir las disfunciones del suelo pélvico, mejorar la fuerza, la flexibilidad y el tono de la zona y mejorar las relaciones sexuales.

One Response to La sexualidad durante la menopausia

  1. Pingback: Sexo doloroso o dispareunia, ¿qué es y cómo se trata? | FIV Recoletos

Deja un comentario

Name*

Email* (never published)

Website

NO