¿Qué medicamentos debo evitar durante el embarazo?

Portada » Comunidad FIV Recoletos » Blog » ¿Qué medicamentos debo evitar durante el embarazo?


medicamentos durante el embarazo

Desde el momento en el que te quedas embarazada (o incluso antes, cuando ya estás planeando buscar un bebé) muchas preguntas y preocupaciones te rondan por la cabeza. Una de ellas, y de las más importantes, es si se pueden o no tomar medicamentos durante el embarazo y, más especialmente, cuáles hay que intentar evitar durante la etapa gestacional. Hoy, en FIV Recoletos, te vamos a resolver estas dudas.

¿Puedo tomar medicamentos durante el embarazo?

Por norma general se debe evitar tomar cualquier medicamento durante el embarazo, sea de la naturaleza que sea (químico o natural, incluyendo suplementos nutricionales o hierbas) y se suministre por el medio que sea (oral, intramuscular o de uso tópico), sin tener una prescripción médica previa. Es importante que sepas que la mayoría de los medicamentos atraviesan la placenta y llegan al feto, por lo que si éste está expuesto a dosis de adultos puede producirle anomalías congénitas graves. Esto se conoce como efecto teratógeno.

Del mismo modo, debes tener en cuenta que hay circunstancias en las que tu médico puede considerar que es imprescindible tomar ciertos medicamentos, por ejemplo, ante crisis asmáticas o infecciones. Siempre que él lo recomiende debes tomártelos, pues son tanto para tu bien como para el de tu bebé y siempre debes consultar con tu médico antes de dejar de tomar un medicamento.

¿Cuáles debo evitar?

Hay algunos medicamentos de uso común, que si bien en un momento en el que la mujer no esté embarazada no son perjudiciales, durante el embarazo pueden suponer un grave peligro para el feto y su correcto y sano desarrollo. A continuación te explicamos algunos de ellos:

  • Antiinflamatorios no esteroideos: medicamentos tan comunes como el ibuprofeno o la aspirina pueden causar problemas graves en el bebé si se toman el tercer trimestre de embarazo ya que pueden alterar el flujo sanguíneo del feto. Además, la aspirina puede aumentar la probabilidad de hemorragias en la madre y en el bebé durante el embarazo y el parto.
  • Medicamentos contra la migraña: la ergotamina, la metisergida y otros medicamentos utilizados para tratar la migraña pueden aumentar el riesgo de tener un parto prematuro.
  • Sustitutivos de la  nicotina: en el feto causan un efecto parecido al de fumar cigarrillos, aunque en menor medida, pero se recomienda a las embarazadas dejar de fumar  sin recurrir a ningún tipo de medicamento, parche o chicle de nicotina.
  • Antidiabéticos secretagogos: altamente contraindicados ya que puede provocar hipoglucemias que perduren por un periodo largo de tiempo, lo que a su vez puede producir alteraciones en el sistema nervioso del feto.
  • Estatinas: son medicamentos muy comunes que se utilizan para reducir los niveles de colesterol en sangre, sin embargo, durante el embarazo pueden causar malformaciones en el feto.
  • Omeprazol: este protector de estómago se utiliza mucho entre la población, entre otras cosas, para el reflujo gástrico. Sin embargo, su uso está contraindicado durante el embarazo, aunque en menor medida que otros fármacos.
  • Bicarbonato: su utilización causa un cambio y aumento en el pH natural de la sangre, tanto tuyo como de tu bebé, lo que puede provocar problemas más graves.
  • Vitaminas, suplementos nutricionales: aunque al ser naturales puede parecer que no le hacen daño a tu bebé, lo cierto es que pueden conllevar riesgos reales si se toman. Algunos pueden causar un parto prematuro, un aborto espontáneo u otro tipo de complicaciones y daños en el feto, por lo que se recomienda que no se tomen durante el embarazo.

Como ves, algunos medicamentos, incluso aquellos que pueden parecer inofensivos a simple vista, pueden ser perjudiciales si se toman durante el embarazo. Por eso, te recomendamos que, si estás embarazada o estás planeando serlo, acudas a tu ginecólogo para que te explique y aconseje sobre qué puedes o no puedes tomar en tu caso particular, especialmente si tienes alguna enfermedad crónica con tratamiento o antes de quedarte embarazada estabas tomando algún tipo de fármaco.

Deja un comentario

Name*

Email* (never published)

Website

NO
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet_bg']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']
[data-image-id='gourmet']